martes, 29 de mayo de 2012

Crisis para dummies: el caso de España

Voy a empezar este artículo refiriendo la expresión del PIB en función de sus componentes según la demanda. Sé que es un mal comienzo, pero no se me ocurre otro mejor. Ahí va:
PIB = Consumo + Formación de capital bruto + Exportaciones - Importaciones
Esto mismo lo podemos escribir de esta otra forma, que es la que me interesa para la exposición de lo que sigue:
Consumo + Formación de capital bruto = PIB - Exportaciones + Importaciones
Y me interesa porque, formulada así, la igualdad tiene una interpretación muy sencilla:
-          A la izquierda tenemos el conjunto de bienes y servicios que utiliza una sociedad. Este uso puede ser consumo (cañas de cerveza, naranjas de mesa, servicios de telefonía, clases de piano, etc.) o formación de capital (adquisición de maquinaria, construcción de carreteras y también construcción de casas o adquisición de coches).
-          A la derecha tenemos de dónde salen esos bienes y servicios. Y salen de dos sitios: de lo que produce la economía de la propia sociedad, es decir, su PIB y de lo que se trae de fuera, es decir, las importaciones. De lo que se produce internamente (PIB) hay que quitar las exportaciones, porque lo que se exporta no es utilizado por la sociedad que lo produce sino fuera.
Supongamos que un año fabricamos 100.000 coches y exportamos 70.000 de ellos. Entonces hay 30.000 coches que se quedan aquí para nosotros. Supongamos, además, que importamos 80.000. Entonces quedan en total 80.000 + 30.000 = 110.000 coches para nuestro disfrute. O sea que nos hemos tomado la molestia de fabricar 100.000 coches, pero al final nos quedamos con 110.000. La diferencia entre importaciones y exportaciones, cuando es positiva (como en el ejemplo: 10.000 coches) es el déficit comercial, que es déficit pero supone que disponemos de una cantidad de bienes y servicios mayor que la que hemos producido. Lo cual no suena mal, ¿no?.
Veamos qué tal le ha ido a la economía española en este aspecto. El gráfico 1 muestra la diferencia entre importaciones y exportaciones (el déficit comercial) expresada como porcentaje del PIB en los años 2000 a 2010.
Gráfico 1. Déficit comercial en porcentaje del PIB
Lo que vemos en el gráfico es que llevamos muchos años disfrutando de más riqueza de la que producimos. Por ejemplo, por cada 100 unidades de bienes y servicios que produjimos en 2002, tuvimos a nuestra disposición 2 unidades adicionales, producidas en algún otro país. En 2007 llegamos hasta 6,7 unidades adicionales. ¡No está mal!
Pero, un momento, ¿cómo nos las hemos arreglado para disfrutar, año tras año, de más riqueza de la que producimos? Nadie regala duros a cuatro pesetas, ni siquiera ahora que las pesetas ya no circulan, así que las cuentas tienen que cuadrar. ¿Dónde está el truco? El truco está, me temo, en el endeudamiento. Vamos, que parece que hemos estado viviendo a crédito durante muchos años. Gracias al crédito hemos podido disponer año tras año de más bienes y servicios de los que producíamos. Pero como contrapartida, año tras año hemos ido acumulando deuda. Como ilustración de esto pongo el siguiente gráfico, tomado del artículo La deuda española en cuatro gráficas, publicado por Marco Antonio Moreno en El Blog Salmón.


Gráfico 2. Evolución de la deuda española (tomado de Marco Antonio Moreno, ver fuentes más abajo)
Esto de disponer de más riqueza de la que se produce es, seguramente, lo que está detrás de la afirmación bastante repetida de que hemos estado viviendo por encima de nuestras posibilidades. Y yo creo que es verdad, aunque varias veces me he encontrado con objeciones, en ocasiones un tanto airadas (¡Pues yo no he vivido por encima de mis posibilidades!, seguido muchas veces de ¡son los [elegir entre: políticos, especuladores, banqueros, funcionarios, empresarios, sindicatos...] los que [elegir entre: han derrochado, nos han estafado, no producen, nos exprimen, han estado chupando del bote...]!). Pero sea como sea, y dejando a un lado ahora las responsabilidades individuales o sectoriales, es un hecho que nuestra sociedad, en conjunto, ha estado disfrutando de más riqueza de la que produce durante unos cuantos años.
Sin embargo el sistema parece haber funcionado bien durante bastante tiempo. ¿Por qué falló en 2008? Seguramente tenía que fallar más tarde o más temprano. Aún así, intentar entender cómo falló puede ser ilustrativo. A mí se me hace que la historia, de forma simplista (porque uno llega hasta donde llega) se puede contar como sigue:
Hasta 2004:
Nuestra economía puede presentarse como claramente solvente: plenamente integrada en la entonces poderosa zona euro, con un crecimiento del 3% anual, un sistema financiero aparentemente sólido y unas cuentas públicas saneadas que permiten mejorar año tras año el nivel de infraestructuras (actualmente tenemos incluso varios aeropuertos de reserva). Así que el crédito fluye. Y el crédito no es otra cosa que poner dinero en circulación (con la condición de devolverlo en algún momento, claro). Este dinerito fresco estimula la demanda, lo que a su vez estimula el crecimiento, y así la rueda puede seguir dando vueltas. Bien es verdad que tanto crédito tensa el sistema, pero no hay problema: el exceso de demanda que la economía no es capaz de cubrir creciendo lo satisfacemos comprando cosas fuera. Y de ahí el déficit comercial. Pero un déficit comercial de un 2% en una economía solvente que crece al 3% no debe ser demasiado preocupante, al menos por una temporada.
Desde 2004 hasta que se desencadena la crisis:
La rueda sigue girando: crecemos a base de crédito y lo que no podemos crecer lo compramos fuera, que para eso tenemos crédito. Pero algo está pasando: el déficit comercial aumenta de año en año. En 2007 alcanza el 6,7% del PIB. Un 6,7% del PIB tal vez si debería preocuparnos (en 2007 la economía creció un 3,5%). ¿Por qué esa fiebre importadora? Mi tesis es que viene directamente del encarecimiento del petróleo. Nuestra economía necesita petróleo, mucho petróleo. Y gas natural, mucho gas natural (el precio del gas natural evoluciona parejo al del petróleo). Como no tenemos ni lo uno ni lo otro, no nos queda otra que importarlo. No voy a hacer números, pero la relación entre el precio del petróleo y nuestro déficit comercial durante los años crecimiento es muy aparente. Ver si no el gráfico 3, que es una versión del gráfico 1 a la que he añadido la evolución del precio del petróleo.

Gráfico 3. Déficit comercial español y precio del barril de petróleo Brent en dólares USA corrientes

A partir de 2008:
La fórmula mágica ha dejado de funcionar: aunque alimentemos la demanda con más crédito, la economía ya no es capaz de crecer lo suficiente como para evitar que la demanda se vaya a comprar fuera (y es que hay que comprar petróleo y está a casi 100 dólares el barril). De otro modo: la economía no es capaz de crecer lo suficiente para asumir las deudas que genera el crédito. Resultado: el crédito deja de fluir. Y la rueda se para o, mejor dicho, empieza a girar en el otro sentido: si no hay crédito entonces la demanda no crece y entonces la economía no crece y entonces resulta aún más difícil asumir las deudas contraídas (que son muchas) y entonces resulta más difícil que haya crédito,... Últimamente el único endeudamiento que crece es el del sector público, y es un endeudamiento a la fuerza: hoy la prima de riesgo ha cerrado por encima de los 500 puntos.
Y sí, la crisis del crédito no es española, afecta a casi todas las economías desarrolladas y se dice que comenzó en Estados Unidos con la crisis de las “subprime”. Pero probablemente la situación que permitió que esa primera fractura, la de las subprime, lejos de repararse, se propagara por todo el sistema es el resultado agregado de un proceso del que he intentado presentar la versión española.
Fuentes:
El gráfico 1 se ha elaborado con los datos de la Tabla 3 Estructura porcentual, de la sección PIB a precios de mercado de la Contabilidad Nacional de España Base 2008 publicada en la web del INE (www.ine.es)
El gráfico 2 está tomado del artículo La deuda española en cuatro gráficas, publicado por Marco Antonio Moreno el 18/03/2012 en El Blog Salmón:
Los datos de precio del barril de petróleo que se incorporarn en el gráfico 3 proceden de BP Statistical Review of World Energy June 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada